Razones de una dedicatoria, por Juan Goytisolo

El pasado mes de abril, en el acto de entrega del premio Spiros Vergos Por la Libertad de Expresión en el marco del Festival de Praga 2012, dediqué el galardón al gran novelista alemán Günter Grass, ejemplo, dije, de esa preciosa y a veces arriesgada libertad que celebrábamos. Mis palabras, como preveía, suscitaron algunos aplausos aislados y murmullos de desaprobación. El reciente artículo en forma de poema del autor de El tambor de hojalata, El cuento largo y otras novelas inolvidables acerca de las reiteradas amenazas formuladas por Netanyahu de un ataque preventivo a Irán en razón de su programa nuclear y de la busca de uranio enriquecido en sus plantas no obstante las arduas negociaciones internacionales para disuadirle de ello, originó una avalancha de ataques contra él en la prensa alemana y gran parte de los medios informativos occidentales que se transformó en un verdadero y bochornoso linchamiento.

Anuncios